Menú+

Diagnóstico Cuántico. Raúl Torres

Publicado el May 30, 2012 por en La Psique, Terapia Psicoenergética con Obsidiana., Web Therapy | 0 comentarios

Para obtener resultados terapéuticos rápidos hay que abordar a la persona en todas las áreas que un conflicto conocido o desconocido la daña física, mental o espiritualmente.

Es importante despertar en ella mediante la BIOELECTROGRAFÍA y los tests piramidal y electromagnético el origen del conflicto primario, una vez reconocido dicho conflicto, se pueden aplicar las técnicas terapéuticas que se consideren acorde al mismo.
La propuesta es mediante el uso de las geometrías de OBSIDIANA modificar la información con error que altera todo un sistema, este modelo de sanación, se basa en direccionar los NEUTRILOS y modificar la función eléctrica del ADN mediante emisión de ARNm.

A esta actividad la llamaremos MEMORIA CUÁNTICA.

Cuando se obtiene una Bioelectrografía es importante saber qué muestra esa película que se impresiona sin ser expuesta a la luz como en todo principio fotográfico. En las Bioelectrografías aparece una luminiscencia de distintos colores y tamaño variable que circunda el objeto fotografiado. Este fenómeno permite comprobar que hay un momento de la energía que es imposible captar con el ojo humano (350-750nm.), pero sí, es posible con una película fotográfica virgen.
La Bioelectrografía sin detectar enfermedades muestra las alteraciones de los campos energéticos y/o electromagnéticos de los objetos inertes y de los seres vivientes. Esta particularidad permite aceptarla como un elemento de información de alteración de campos. Los estudios Bioelectrográficos permiten detectar los distintos estados energéticos y los bloqueos, además, de las modificaciones producidas durante los tratamientos.
Este diagnóstico-pronóstico se anticipa a los estados sintomáticos y por ende a la aparición de las enfermedades.
Además sirve como activo auxiliar de laboratorio, por ser un eficaz elemento de control que permite comparar los valores y propiedades electromagnéticas y/o energéticas de las sustancias expuestas a estudio o investigación. Muestra las alteraciones de la energía.

Fue declarada en el año 2.000, en Rusia, Auxiliar de DIAGNÓSTICO CLÍNICO.

A la unidad de energía del pensamiento la he nombrado NEUTRILO®, porque en cierta forma se comporta con similitudes al Neutrino (partícula subatómica). Puesto que el Neutrilo también carece de carga y de masa (posibles de medir); y la velocidad a la que se transmite es desconocida; además puede recorrer pequeños espacios dentro de quien los genera o bien enormes distancias, es más, se desconoce si se propaga más allá de lo conocido. En sí, los neutrilos son ondas de energía que se potencian por la concentración con que los libera el emisor. Cuando esta concentración llega a un punto importante forman un paquete que llega a poseer carga (+) o (–) según la intención del emisor. Si la concentración llega a un punto crítico y son dirigidos a un lugar en especial, con determinada intención pueden llegar a tener las cualidades de un láser de baja energía y provocar alguna modificación en el lugar hacia donde fueron dirigidos.

La MEMORIA CUÁNTICA es la onda que produce el neutrilo que transporta información sensorial, posiblemente llega al tallo cerebral, quizás a la glándula pineal; mediante esta vibración las personas comunican con otros códigos dicha información a su ADN mediante ARNm. (mensajero) y de esa manera se producen cambios que pueden ir desde la auto-sanación a la enfermedad, según sea la actitud vital de ese pensamiento

Raúl V. Torres.

Enviar un Comentario