EL LADO BUENO DE LA VIDA.

Una reflexión desde la Psicosomatica Clínica sobre el origen de los programas limitantes en nuestro inconsciente.

A menudo en nuestra vida nos vemos envueltos en problemas y dificultades, esto nos hace sentirnos desdichados y con la sensación de que nunca cambiará. ¿Cuántas veces habéis escuchado a una persona decir:”soy así, no puedo cambiar”, la vida es un valle de lagrimas y problemas?

Determinadas personas las cuales son dominadas en su personalidad por un patrón de pensamiento demasiado racional y rígido, tienden a ver la vida de una forma lineal, rígida exenta de magia, de cambio, de transformación.

La verdad es bien distinta, como seres humanos en evolución permanente, venimos a vivir una serie de experiencias vitales, esas experiencias nos dotarán de una serie de creencias a través de las cuales experimentaremos nuestra realidad. Somos un amalgama de programaciones heredadas y vividas en nuestras carnes.

PROGRAMACION PRENATAL Y DE LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDA

Antes incluso de nacer, desde el mismo momento de nuestra concepción, una serie de mensajes y programaciones son instaladas en nuestro cerebro.

Los primeros momentos de nuestra vida son vivenciados en el útero materno, lo que ocurre desde ese momento hasta el 6º año constituye el desarrollo cerebral del bebé.

En esa etapa, hasta el 1º año, se produce el comienzo del desarrollo cerebral.  Se forman las neuronas gracias a la función de la mielina, el bebé puede llegar a generar hasta 250.000 neuronas por minuto. Cuando nacemos nuestro cerebro ya viene dotado de un conocimiento instintivo para nuestra propia supervivencia, se desarrolla el sentido del olfato y el  tacto, sentidos que de forma instintiva nos llevan a reconocer a nuestra madre y buscar el pecho para alimentarnos.

A partir del primer año de vida se desarrolla la inteligencia emocional, de esa forma se va creando la “respuesta emocional”, en este tiempo, el bebé aprende literalmente de los padres como reaccionar a las distintas situaciones. Por eso es tan importante para el bebé la conexión con la madre/ o cuidador a esto se le llama “el proceso de afinamiento”.

A partir de los dos años se desarrolla en el pequeño infante el “Pensamiento Preoperativo”, es una etapa donde realismo y egocentrismo se fusionan, es como si el bebé viviera dos realidades distintas, la propia, su propia concepción de sí mismo y el mundo psíquico de sus padres. Lo físico y lo psíquico no se diferencian. Esta etapa es determinante para el futuro comportamiento Psico-afectivo del individuo

Y hasta los 6 años los lóbulos frontales maduran donde el niño puede desarrollar el control de muchas habilidades cognitivas.

PROGRAMACIONES PSICO-AFECTIVAS & DESORDENES AMOROSOS

La programación como hemos visto proviene ya de etapas de nuestra vida que viven en silencio en nuestro inconsciente. Nuestra etapa de primer desarrollo va a influenciar de manera considerable nuestro “comportamiento Psico-afectivo” en nuestra vida de adultos.

Pongamos por caso un niño que nace en un momento “Poco propicio”, un “Niño accidente”, los padres están desbordados o no pasan por un buen momento dentro de la pareja.

Finalmente deciden traer ese bebé al mundo pero en esa pareja hay muchos problemas, discusiones, peleas, una relación inarmónica. El bebé tiene que sobrevivir en esas primeras etapas, su mamá anda muy ocupada pues tiene que trabajar, el bebé no es el centro de su vida, esto para el niño puede crear un sentimiento de abandono o de falta de calor. Por supuesto no ponemos en duda en ningún caso  el amor de esa madre hacia su hijo, digamos que es un marco de circunstancias desfavorables para poder invertir su afecto en el nuevo integrante de la familia. Esa madre tiene que salir fuera de casa porque hacen falta los recursos materiales. Hoy día es muy habitual que la madre trabaje fuera de casa.

Cuando el niño tiene 1 año su realidad se mezcla con la de los padres, cuando estamos en un marco de crianza amoroso, donde ambos padres cooperan y cuidan e invierten su amor a su retoño, en estos casos este bebé de adulto crecerá con una buena inteligencia emocional, porque habrá recibido los estímulos correctos de  nutrición, cuidados y alimento afectivo.

Pero cuando la realidad afectiva de los padres es difícil o complicada la realidad del bebé se ve envuelta de manera inexorable. Creando dificultades en la persona cuando alcanza la edad adulta.

En mi práctica diaria veo muchos casos de personas que presentan dificultades en el terreno afectivo, que analizando sus primeras etapas de desarrollo, en donde su primera infancia fue vivida en un marco de “Desorden amoroso” de los padres, estás personas tienen más dificultades para encontrar una pareja o permanecer en una relación estable.

La primera historia de amor que grabamos en nuestro inconsciente es la historia de nuestros propios padres.

No hay nada más doloroso para el ser humano que las decepciones amorosas, cuando las personas van siendo maduras y cargan a sus espaldas muchas decepciones amorosas, pierden la ilusión, se desaniman, se amargan, se cierran. Dicen cosas como; “todas las mujeres/hombres son iguales, no puedo confiar.

Estos individuos sin saberlo están proyectando sus primeras vivencias afectivas primales o programas del inconsciente familiar, por ejemplo, una persona que sufrió una herida de abandono en las primeras etapas de su desarrollo experimentará mucho temor a ser abandonado de nuevo. Dependiendo de la magnitud del trauma así será su respuesta emocional, en ocasiones incluso evitando a toda costa cual quien vinculo emocional real con otra persona.

Cado uno de nosotros somos el ultimo eslabón de la cadena, pertenecemos a un CLAN, nuestro clan también porta una historia especifica, por eso es tan importante conocer nuestras raíces.

La Psicogenealogía estudia las influencias y programas que heredamos de nuestros ancestros. Recientes estudios de la Epigenética así lo demuestran. Lo que vivieron mis abuelos, sí importa. Por ello en la medicina se tiene muy en cuenta las enfermedades que padecieron nuestros antepasados a la hora de valorar una patología. Por tanto si mi abuela tuvo cáncer y estoy más cerca de padecerlo también.

Nuestra genética determina nuestro aspecto, color de piel, ojos, cabello, estructura corporal…pero también nuestros comportamientos. ¿Da que pensar verdad?

Como podemos ver no somos tan libres como pensamos, muchas veces he oído a personas que dicen; “no quiero parecerme a mi padre, madre…etc., que sin embargo se parecen y no me refiero solo a los rasgos físicos.

Para poder ver el lado bueno de la vida hemos de conocernos, saber de dónde venimos, que programaciones inconscientes rigen mi vida para así poder cambiar esas redes neuronales por otras que estén llenas de una nueva visión del mundo.

Cuando hacemos conocido lo desconocido, cuando nos adentramos a descubrir el misterio de lo que somos, aparece un nuevo entendimiento de mis desdichas y dones. El camino que elijas para hacerlo es cosa tuya, pero la verdad de lo que eres y lo que puedes llegar a ser están dentro de ti.

Científicos de la Física Cuántica han determinado que nuestro cerebro tiene la capacidad de conectarse con el pasado, pero también con el futuro.

Cuando enfocas tu mente hacia tu futuro lo haces en el momento presente, cuando estamos apesadumbrados repitiendo una y otra vez “el día de la marmota” en nuestras vidas es momento de mirar hacia dentro. Conócete a ti mismo, sobre todo tu lado oscuro. Por oscuro entendemos nuestro lado inconsciente. Cuando ponemos luz en nuestro inconsciente es que emerge una nueva consciencia, la consciencia del “Sí mismo”.  Para que el estrés psíquico disminuya hemos de conocer y liberar los programas erróneos que nos limitan.

Cambiar nuestra realidad pasa por la comprensión y liberación de las cadenas de dolor para emerger a una nueva red neuronal. Comprende tu pasado y crea tu futuro nuevo, no de la repetición de lo vivido sino de la naturaleza de tus propios sueños y anhelos personales.

Dedica tiempo en tu día a crear tu futuro, para esto las afirmaciones pueden ayudarnos mucho. El agradecimiento también, dar gracias por lo que se tiene y por lo que vendrá por adelantado envía un mensaje a mi mente para que así se manifieste. Cuida las palabras que salen de tu boca pues éstas son órdenes que mandas al universo.  Pide y se te dará.

Cuando tu visión de la vida sea limitante, escasa, falta de amor, soledad, amargura quiere decir que estamos influenciados por nuestros programas y creencias del pasado. Sanar nuestro cuerpo emocional es un camino largo, pero no imposible.

Sólo piensa una cosa, el sol siempre sale después de la oscuridad.

Ver el lado bueno de la vida está en tu mano.

Sura Lillo

Coaching en Psicosomática Clínica

Máster en Terapia de Obsidiana

www.mujerdespierta.com

 

 

 

Deja un comentario