IXCHEL: Lo Femenino Sagrado. Surá Lillo

En la unión con lo Femenino Sagrado está el origen de nuestra propia existencia.

En el calendario sagrado Maya, el arquetipo femenino está representado por el glifo IMIX. Imix reperesenta la nutrición, la gestación, la energía que acuna y gesta, que da a luz a los proyectos, las ideas, en definitiva es energía de creacción.

Los sabios mayas en sus sociedades desarrollaron una gran conexión con la Madre Tierra. IXCHEL,  Diosa de lo Femenino en la cultura Maya nos muestra sus misterios como madre Divina en la Tierra. Para ellos era la diosa de la Medicina y la fertilidad, ella es el arquetipo que sostiene la curación en sus multiples formas, pero la más importante es la manifestación y expresión del amor incondicional.

Así IMIX en su acción primera, nutre con el poder que le otorga el nuevo nacimiento siendo su función SER.

Así sus Cualidades son fuente de vida, alimentación y apoyo divino, madre primordial, aguas primordiales sin dividir, confianza y nutrición primitivas, receptividad.

 

Estas cualidades contienen las características principales de la energía femenina, entender estas cualidades pueden ayudarnos a despertar en nosotros nuestra naturaleza sagrada femenina.

La mujer encarna de forma natural estas cualidades, pero esta forma  actual de vida la ha desconectado  de su naturaleza íntima y esto está causando verdaderos estragos que afectan directamente a nuestra forma de vivir y de entender el mundo. Es de vital importancia volver a recuperar estos arquetipos o cualidades para que la sociedad pueda volver a sustentarse bajo las leyes de la naturaleza, de lo contrario estaremos condenados a repetir los mismos errores que nuestros Ancestros han cometido. El alfa y el omega han de unificarse, cuando la mujer despierte y reconozca de nuevo su naturaleza femenina podrá re-equilibrar su energía masculino-femenina. Así a través de este reconocimiento podrá servir de guía al hombre hacia su propio equilibrio.

Las sociedades matrilineales fueron aniquiladas, abolidas  con la irupción del Patriarcado, hoy día 5000 años después no queremos recuperar el tiempo perdido, sino sanar las heridas, transcenderlas  y recuperar la memoria de lo que somos en verdad. La mujer nunca perdió su esencia íntima, simplemente la cedió para poder aprender a recuperarlo con más experiencia y sabiduría. La historia de la humanidad ha pasadò por un proceso de evolución del que es tiempo  de transcerder, y solo en el reconocimiento de nuestros sentimientos y emociones más intimos que podemos liberar todo lo que nos nos permite avanzar.

Las cualidades de la energía femenina son: PACIENCIA, OBSERVACION, NUTRICION, GESTACION, MAGNETISMO, PASIVIDAD, CREATIVIDAD y PERCEPCION EXTRASENSORIAL.

PACIENCIA: Siempre que iniciamos algo debemos tomarlo con singular paciencia, esto nos dota de la suficiente tranquilidad para reconocer los nuevos elementos que están integrándose a nuestra vida. Cuando comenzamos un nuevo trabajo, una nueva relación, lleva su tiempo integrar los nuevos aspectos, precipitarnos nos puede llevar a equivocarnos. Si desarrollamos la paciencia podremos sobrellevar mejor el ritmo vertiginoso al que estamos sujetos. Calma.

OBSERVACION: Tener una actitud reflexiva nos permite concentrarnos en un estado  de receptividad que nos capacita para adquirir información sensitiva de los acontecimientos de nuestro entorno. Observar es la llave maestra que nos facilita una adaptación armoniosa con el entorno (Donde fueres haz lo que vieres).

NUTRICION: Es un elemento esencial de la esencia femenina. Nutrir al pequeño embrión que  está iniciando su vida dentro de su seno. La alimentación es proveer los elementos  circunstanciales que sean propicios. La nutrición es darnos a nosotros mismos el tiempo, consciencia, cariño y dedicación en todo aquello que comenzamos.

GESTACION: Es la cualidad intrínseca de la madre, la maternidad no es una energía solo propiedad de la mujer, sino que podemos manifestarla a través de ideas, proyectos, relaciones, actividades, creaciones. Gestar significa acunar dentro de uno mismo. El sentimiento amoroso que se desprende de la energía femenina es esencial para acompañar en el proceso inicial a todo lo que se está germinando. Acuna tus proyectos, tus ideas…abrázalos con singular amor.

MAGNETISMO: La energía femenina es esencialmente magnética. La receptividad es la combinación de la calma y la observación, permitiendo que el poder de la atracción se manifieste y armonice y nos traiga eso que necesitamos en cada momento.

PASIVIDAD:  Una actitud pasiva nos permite activar nuestra mente creativa y absorber cantidades magnificas de información para poder producir conceptos, ideas, actitudes y acciones con resultados de alta eficiencia.

CREATIVIDAD: La energía femenina es absolutamente creativa, no por un proceso puramente lógico-racional, sino por pura inspiración. La inspiración es la capacidad de captar información o una visión con la mente abierta.

PERCEPCION EXTRASENSORIAL: La capacidad femenina de atraer información no solo con los 5 sentidos, sino también con los elementos insustanciales pero vívidos que están en la clarividencia, la intuición, la telepatía…etc son un elementos esenciales para percibir, almacenar y utilizar información de lo que el medio ambiente y las multidimensiones ofrecen a nuestra consciencia.

Las percepciones extrasensoriales son parte de nuestra naturaleza, no son fenómenos ajenos a nuestra experiencia de vida, son herramientas para adquirir conocimiento, sabiduría mas allá de lo que pueden reportar los sentidos físicos. Debemos retomar las percepciones extrasensoriales y ejercitarnos para recuperar estas habilidades. Para adiestrar las percepciones es necesario adoptar una actitud receptiva en la paz mental y la serenidad que residen dentro de nosotros.Cuando desarrollamos estas cualidades femeninas podemos manifestarlas en un marco mucho mayor y así poder servir dentro de nuestra comunidad.

Carácter sensible,  cooperación, la solidaridad y la lealtad son las formas en la que podemos servir al bien común.Tener un mayor contacto con los sentimientos y poder interactuar con nuestro entorno estableciendo vínculos afectivos con las circunstancias, las personas y lo que nos rodea en general. Esta capacidad  sensitiva  produce una conexión profunda con la existencia nos lleva a experimentar la vida mediante una gama de sensaciones y variedad de respuestas ante los diferentes estímulos. La sensibilidad enriquece nuestro mundo. Es vital en las relaciones abrirse a una conexión profunda de ser a ser, de corazón a corazón. La cooperación es una maravillosa cualidad de la energía femenina que permite generar una energía conjunta de todos los elementos coexistentes y hacerla surgir unificada, con una sola dirección y  a favor del propósito común. La cooperación es un estado de consciencia de amor unificado que instaurara un nuevo tiempo en esta humanidad.

La solidaridad y el  humanismo como elementos del amor fraternal nos posiciona en la actitud de velar por aquellos que están más indefensos: por las nuevas generaciones, por aquellos ámbitos de la humanidad que necesitan ser sanados. El sentimiento maternal es el lubricante que se necesita para que el dolor social desaparezca. La energía femenina es el aire nuevo y refrescante del espíritu de la Diosa, el hálito de vida que puede regenerar la existencia y dignificar nuestro papel como humanos sobre la tierra.  La lealtad está asociada con una profunda sensibilidad hacia los demás. La energía femenina de la lealtad se plantea como una presencia relevante en el devenir de la existencia.

Lo femenino es ahora.

 

 

 

Deja un comentario