LOS AMORES ROTOS Y EL MIEDO A ENAMORARSE.

Una reflexión desde la “Psicosomática Clínica” de los Desordenes Amorosos y los Duelos Bloqueados de relaciones anteriores: La Filofobia, el miedo a enamorarse.
Entablar una relación amorosa enriquecedora es un deseo natural en el ser humano. Estamos diseñados para amar, para el contacto, para relacionarnos con el otro.
Tener una relación saludable con uno mismo es condición ” sin equa non” para poder tener una relación plena con otra persona.
La relación de pareja es un baile entre la Psique de cada uno de los integrantes, cuantas más cargas tenga a mis espaldas ese será el regalito sorpresa para esa persona que un día se enamoró de nosotros, cegado por la idea de solo ver “el lado bueno de las cosas”, que recibirá cuando esté dentro de la relación, bajo de defensas y cuando menos se lo espere. Conocer a otra persona implica conocer su “Cara B”, al fin y al cabo amar a alguien conlleva también amar su otro lado. Pero siempre y cuando este conocimiento de su cara B sirva para crecer personalmente dentro de la relación, que ambos miembros de la pareja evolucionen. Cuando no es así, simplemente las sombras de cada uno no soportaron las del otro.
El miedo a enamorarse.
Formar una relación de pareja es un acto de valentía, es creer en el amor, es creer en que en algún lugar del mundo existe ese otro “ser” que te encaje. Cuando encontramos a esa persona que nos “mueve el piso”, aparecen sentimientos encontrados;por un lado mucha emoción de alegría y por el otro temor a ser rechazados, miedo a volver a sufrir otra vez. La medicina ha denominado este comportamiento social en las personas FILOFOBIA.
Esa es la “cara cruz de la moneda del amor”, muchos sienten pánico a volver a ser heridos de nuevo, es la cara B del casete, donde están los desengaños, las mentiras, las infidelidades, las traiciones, los celos, las luchas de poder…. Muchas personas, aún después de muchos años desde la última ruptura todavía piensan en sus “ex” o tienen hijos en común con personas que odian o guardan rencor…etc. Una carga muy pesada para regalar a nuestro ser amado por San Valentín, ¿no crees?
Algunas personas, sobre todo en la edad adulta, tras experimentar distintas experiencias amorosas y fracasar en el intento, se sienten sin fuerzas para invertir en una relación seria y de calidad, prefieren relaciones esporádicas, sin complicaciones. Son personas que racionalizan el amor y le buscan un sentido práctico y fácil a sus vidas. No en vano han proliferado en Internet las web de citas de todo tipo y condiciones. Personas que practican Relaciones “Lowcost”.
Quienes padecen Filofobia no pueden comprometerse en una relación de pareja de compromiso estable porque aún arrastran viejas heridas de relaciones anteriores.Duelos Bloqueados inconscientes.
Cuando establecemos una relación sexual con otra persona hacemos algo más que pasar un buen rato. Las parejas cuando tienen sexo juntas se conectan a otros niveles. Cuando se da un buen entendimiento en la alcoba, la pareja crea lazos. La psique de cada uno se comparte, creando un universo íntimo.
Cuando el idilio comienza por la parte sexual, el conocimiento del otro fuera de la cama puede ser toda una aventura que puede acarrearnos un alto coste emocional pudiendo crear cierta desestabilización de nuestras vidas. Puesto que tarde o temprano la “Mujer Esqueleto” se presente en la vida de la pareja, desencuentros, discusiones, dolor…
La psique de la pareja la conforman, como en cada uno de nosotros, un lado consciente y otro inconsciente. Nuestros malos humores, nuestros celos, nuestras inseguridades son terreno de tu parte inconsciente, así que no reparas de su presencia y te aflora sin querer, para tu sorpresa y la de tu pareja. Así se generan los conflictos.
Solo aquellas parejas que son capaces de tener una buena comunicación dentro de la relación, van superando los conflictos y evolucionando como pareja e individuos.
Después de la fase del enamoramiento que puede durar hasta 2 años, emerge lo que es la verdadera relación de la pareja, sin velos, sin vendas en los ojos. La fase del enamoramiento es una ceguera mental temporal. Nuestra mente coloca al otro como objeto de su deseo y lo sublima, es decir que no ve cómo realmente es el otro, es como si su cerebro entra en fijación selectiva de ciertos comportamientos ideales del otro. Hasta que día….
La Sexualidad dentro de la pareja es muy importante; lo que sucede muy a menudo es que las personas se enredan en alcobas de personas que realmente desconocen como son de verdad.Sin apenas conocerse intercambian su energía más sagrada, íntima y vulnerable, como pasa en las relaciones “FastFood” por ejemplo.
Cuando dos personas intercambian ese lado intimo y se enrolan en una nueva relación, esto es lo que sucede básicamente: al principio sólo ven en el otro las proyecciones y deseos propias, en definitiva todo lo vemos de color de rosa, pasado un tiempo cada uno se muestra como realmente es y ahí tenemos el disgusto con su berrinche correspondiente.
Esto se hubiera podido evitar si cada uno de los integrantes de la pareja tuviera un buen manejo, registro y aprendizaje de sus relaciones amorosas anteriores. Cuando no hemos cerrado correctamente una relación anterior, cargamos sin saberlo un Duelo Bloqueado de ésta.
Muchas personas entran en sucesión de Desordenes Amorosos después de un gran desengaño amoroso, ya no se dan el permiso de volver a enamorarse, entrando una y otra vez en relaciones cortas e insatisfactorias.
Este tipo de comportamiento Psico-Afectivo, el “miedo a enamorarse” genera mucho sufrimiento.
Si en lugar de adentrarnos sin más en un sinfín de relaciones dolorosas buscando fuera lo que no tengo dentro, si en lugar de mirar hacia fuera miro hacia dentro, a lo mejor ahí puedo revisar mis carpetas personales y estar dispuesto a ver todo lo que dicen de mí esas experiencias pasadas. Si hay alguien en el buzón de correo de mi cerebro quiere decir que aún tengo ciertos capítulos de mi pasado amoroso sin resolver.
Las relaciones de pareja son un encuentro entre dos personas, donde sin saberlo ambas se proyectan así mismas tal cual como son, con su cara A y su cara B. Cuando mi comportamiento o el de mi pareja genera dolor y sufrimiento en la relación estamos ante un problema de Desorden Amoroso Manisfiesto.
Sólo las personas Emocionalmente Estables y maduras pueden adentrarse en una relación de pareja conscientes de que, la Relación de Pareja, es un espacio donde crecer y evolucionar.
¿Qué pasaría si en lugar de adentrarnos sin más en un sinfín de relaciones dolorosas buscando fuera lo que no tengo dentro me dedicara a poner orden en mis archivos amorosos?, a lo mejor ahí puedo revisar mis carpetas personales y estar dispuesto a ver todo lo que dicen de mí esas experiencias pasadas. Quizás hay algo que tengo pendiente de revisión.
Enamórate primero de ti mismo y como decía CG Jung, “Conócete a ti mismo, sobre todo tu lado oscuro”.
No dejes que tus miedos te impidan amar y ser amado, quien no ama no vive.

Sura Lillo

Coaching en Psicosómatica Clínica & Humanista

Máster en Terapia de Obsidiana

www.mujerdespierta.com

Deja un comentario