Ser mujer hoy

¿Porque un ser decide encarnar en la tierra en forma de mujer?  ¿Quiénes somos y porque estamos aquí?,¿ acaso nuestra experiencia en la tierra es mera casualidad. Estamos en esta Tierra para descubrir nuestra Divinidad, para darnos cuenta de que somos en el creador encarnado en este cuerpo, de que cada aspecto de nuestra realidad es una creación nuestra.Todos los seres que existimos en este planeta estamos en un proceso de evolución y despertar de la consciencia, cada uno de nosotros cumplimos una misión que encaja perfectamente con el plan del creador que está dentro de nosotros mismos.

La mujer. ¿Qué significa ser mujer? Ser mujer significa la que es portadora de vida LA MADRE. La mujer viene a transmutar el dolor transformándolo en vida. En el acto del nacimiento de un nuevo ser podemos ver esta imagen reflejada, el dolor alumbrando una nueva vida vida, la fuerza que lleva al nuevo ser  a emerger en este plano de realidad, de existencia. Alumbrar, dar a luz son términos que condensan en un solo acto la encarnación de la madre. Ser madre es nutrir, alimentar, crear, educar……

La energía femenina de la niña al nacer recoge y encarna la energía de la madre, la madre se convertirá en su modelo a seguir, en el ejemplo vivo de lo que la hija recién nacida está destinada a vivir. Aunque generacionalmente habrá diferencias notables, la relación intima de la madre a la hija permanecerán inmutables, son mujeres y esto tiene una cualidad única que da  cabida a una percepción más sutil y más emocional de la realidad.

Cuando la niña atraviesa la iniciación de la adolescencia y tiene su primera menstruación es cuando madre e hija se relacionarán de mujer a mujer, y en este  momento que entran en una nueva relación. Es vital que la madre esté preparada para ayudar a su hija a enfrentar los retos que la vida de mujer lleva consigo. Muchas madres ante el miedo  que les produjo a ellas este tiempo, manifiestan con sus hijas un sobre-proteccionismo que las llevará a distanciarse de sus hijas, impidiendo su crecimiento natural.

El papel  de la madre es iniciar a su hija para enfrentar sus ciclos, la menstruación es un don de la madre naturaleza, es nuestra fuerza creadora de vida. Es vital que la madre enseñe a su hija a honrar su femineidad, que inculque e eduque a su hija en la receptividad y respeto de su propia naturaleza.

Es el tiempo de la transmisión oral, de la enseñanza de los principios de la naturaleza dentro de nosotros,  aprender a ser MUJERES, mujeres buenas que sepan educar desde lo natural, sin miedos ni tabúes, madres que eduquen a sus hijos a ser buenos Hombres, que entiendan la naturaleza de la mujer y la honren.

Estamos sujetos a las leyes del cambio y la transformación, es vital que tomemos consciencia de que ciclo estamos viviendo para de esa forma ajustarnos a cada momento de evolución.

Si eres mujer armoniza tus ciclos, despierta en ti la curiosidad de descubrir quién eres, enseña a tus hijos todo lo que aprendas, honra a tus abuelos y abuelas que te enseñaron a ser quien eres. Honra a la familia pues ella es la que te ha nutrido y alimentado.

Los ancestros nos apoyan desde el otro lado, nos brindan su energía para que logremos nuestro propósito en esta tierra. Ellos no están aquí físicamente pero están en nuestra sangre, en nuestro linaje sanguíneo. Desde donde ellos operan no existe la dualidad, ni lo bueno ni lo malo, aceptando a nuestros ancestros recogemos toda su fuerza para llevar a cabo nuestro propósito, es como un equipo invisible de energías que están siempre apoyándonos.

Todas las mujeres han de despertar a su fuerza co -creadora de vida, deben honrar a la madre naturaleza como madre de todos, la mujer es uno con la madre tierra. Su útero es uno con el útero de la  tierra.

Deja un comentario