NO PUEDO QUEDARME EMBARAZADA. “Cuando el embarazo es una misión imposible”

Posibles causas inconscientes de la “infertilidad” en la pareja.

Sentir deseo por ser madre es algo natural en una mujer,  nuestro cuerpo esta biológicamente diseñado para ello, pero desgraciadamente para muchas mujeres alcanzar este objetivo natural se ha convertido en una “misión imposible”.

Hoy por hoy es cada día más común escuchar por boca de muchas mujeres las grandes dificultades que tuvieron para quedar embarazadas, o lo problemático que es para ellas en la actualidad conseguir su objetivo.

La Reproducción Asistida puede ayudar a conseguir un embarazo a través de tratamientos como inseminación artificial, fecundación in vitro (FIV), ICSI, IMSI…etc.  Estas son, entre otras, algunas de las opciones que cuentan estás mujeres, teniéndose que enfrentar a tratamientos muy dolorosos al igual que costosos, y  que por desgracia muchas de las veces ni siquiera con estos métodos consiguen su ansiado anhelo de ser madres.

Me gustaría poder compartir con todas esas mujeres que, en su frustración de ser madres, no han logrado concretizar un embarazo ,que no pierdan la esperanza, ya que muchas veces no se trata de obligar a sus cuerpos a ser fértiles, sino que por el contrario es importante comprender las causas inconscientes que hay detrás de su infertilidad.

Lo primero que debemos comprender es que la aventura de ser madres no es algo único de la mujer, aquí la función de la pareja, el futuro padre tienen un papel fundamental.

En el acto de la concepción, es la fuerza y energía del padre la que facilita llegar a buen puerto  la concepción.  A veces, analizando el trasfondo psicológico de la pareja se develan padres (varón) que no están seguros de querer tener un bebé o  graves problemas dentro de la pareja.

Analizar las motivaciones reales de la pareja resulta fundamental a la hora de analizar las causas de la infertilidad en la pareja.

Si existen inseguridades en alguna de las  partes de la pareja será más complicado llevar a buen puerto un posible embarazo, una relación sincera y sana es un buen comienzo para formar una familia, tratar de traer un niño al mundo solo para que salve una relación endeble no es un buen negocio.

Ser padres es una de las aventuras más increíbles a las que una pareja puede enfrentarse, si la bases de la pareja son débiles, la llegada de un vástago no va hacer milagros en la relación, sino que por el contrario puede suceder que la pareja no sobreviva mucho tiempo. Por ello siempre recomiendo apostar por crear   unas bases solidas  dentro de la pareja, si tú quieres ser madre y tu pareja no, o no lo tiene claro, conviene aclarar todos estos aspectos primeramente, ya que la responsabilidad de ser papás es demasiado grande  para ser tomada a la ligera. A veces muchas parejas se rompen cuando ambos no coinciden en su deseo de ser padres, si quieres ser madre y tu pareja no, a lo mejor es hora de cambiar de pareja antes de que se “pase el arroz”.

Analizando la dinámica de muchas parejas a veces se vislumbra una falta de interés en el hombre por ser padre, cosa que subyace muchas veces detrás de un caso de infertilidad.

En otras ocasiones contamos con parejas unidas y con el deseo férreo y compartido de ser padres  y sin embargo nada parece funcionarles.

En las sesiones de Couching en Psicosomática clínica® encuentro a diario casos de infertilidad que llegan a solicitar ayuda porque nada antes les ha funcionado, en las sesiones puedo ver como el intento de ser padres ha desgastado mucho a la pareja, la frustración y la culpa se instalan en muchas parejas siendo ésta una prueba de fuego para los integrantes de la pareja.

En estos casos analizamos las influencias inconscientes que afectan a cada uno de los integrantes, muchas veces podemos desear un embarazo con todo nuestro corazón pero nuestro inconsciente alberga memorias y programas que llevan a nuestro organismo hacia una infertilidad indeseada. La razón porque esto sucede es porque hay mucho sufrimiento en el clan en relación a la maternidad y es por ello que nuestro  inconsciente crea programas para protegernos de este sufrimiento. Afortunadamente hay métodos que nos ayudan a soltar el dolor psíquico del clan como es el estudio y trabajo terapéutico de nuestro árbol genealógico.

El estudio del genograma de ambos es imprescindible para poder vislumbrar esas causas inconscientes de la infertilidad. Nuestras historias familiares nos afectan cuatro generaciones atrás y muchas veces detrás de la infertilidad hay dramas en la maternidad en el clan o en relación a ésta.

Recuerdo el caso de una pareja que me pidió ayuda para poder concebir dado que nada les había funcionado decidieron someterse a un tratamiento Psicosomático.

En el caso de ella Carolina 34, tenía una conexión directa con un drama de su bisabuela, esta mujer falleció en un parto dejando viudo a su marido con tres hijos, éste se casó posteriormente con la hermana de la fallecida de la cual mi cliente estaba en conexión directa, para mi cliente quedo el programa de que “ella no tenía derecho a formar su propia familia”, ya que su ancestra, la hermana de la fallecida, nunca tuvo hijos propios , sino que fue la madre/ mujer sustituta de su hermana fallecida. A esto lo llamamos en psicosomática un incesto transgeneracional. Tras un trabajo terapéutico de su árbol genealógico  mi cliente pudo darse cuenta de cómo éste programa afectaba su deseo de ser madre. Finalmente tras un tiempo de tratamiento quedó embarazada y ahora tiene un bebé precioso.

Cuando la mujer desea ser madre inconscientemente se conecta con su propia vivencia dentro del útero materno, a veces nuestra propia gestación está cargada de dramas o dificultades que han quedado grabadas en nuestro inconsciente sin que lo sepamos, a veces hemos sido integrantes de un embarazo múltiple donde solo hemos sobrevivido nosotros. Estos dramas uterinos dan lugar a lo que comúnmente llamamos “síndrome del gemelo perdido”, y es este “duelo bloqueado” lo que muchas veces dificulta nuestra maternidad o ésta se vuelve un deseo inconsciente de dar vida a ese hermano-a fallecido dentro del útero.

Recuerdo el caso de una clienta Susana 36, que desesperada me llamó ante la imposibilidad de concebir, recuerdo que una primera sesión descubrimos que tuvo una hermana con ella en el vientre, un gemelo perdido, lloró mucho durante la sesión y tomó conciencia de muchas cosas en su vida. Sintió que algo se liberaba. A la siguiente visita conmigo me dio la gran noticia estaba embarazada!.

La maternidad es un estadio cargado de complejidades y sutilezas, por ejemplo la propia relación con nuestra madre puede afectar nuestra visión de la maternidad e incluso bloquearla.

Como veis, hay muchas sutilezas en nuestro inconsciente que es conveniente que conozcamos, los aspectos simbólicos tienen mucha fuerza para nuestro inconsciente.

Nuestra mente es la gran regidora de nuestras vidas, cuanto mejor te conozcas más fácil te resultara comprenderte y comprender los hilos invisibles de tu vida.

A veces nuestros futuros hijos desean unos padres más conscientes para que así pueda darse la evolución de la consciencia. Ahora están encarnando niños con otro nivel de conciencia. Si tu anhelo de maternidad es una odisea quizás es el momento de abrir los baúles del inconsciente para así poder tener un mayor conocimiento de tu propia historia.

Si tu deseo es ser madre y no lo logras no dudes en llamarnos, seguro que podemos ayudarte a comprender lo que hay detrás de la situación. Un tratamiento Psicosomático puede ser compaginado con otros métodos ya que únicamente movilizamos energía de la psique.

 

Surá Lillo

Couch en Psicosomática Clínica (FPSCH)

Máster en Terapia de Obsidiana (SITO)

 

Deja un comentario