Menú+

OBSIDIANA. La piedra de la verdad.

Publicado el Sep 26, 2012 por en Página de Inicio, La Psique, La Obsidiana., Terapia Psicoenergética con Obsidiana., Web Therapy | 0 comentarios

A proposito de un trabajo de sanación con Obsidiana.

“Si la obsidiana llama a tu puerta quizás es el momento de mirar dentro de ti,  ella te invita a ver la verdad en tu interior, a que aceptes aquellas partes de ti que niegas de ti mismo”. Surá Lillo

La obsidiana es una piedra que se forma a partir lava fundida. En otras palabras obsidiana es una roca ígnea formada de un volcán. Es de color negro y tiene un aspecto brillante. Se compone de dióxido de sílice, con impurezas como óxidos de dióxido de titanio, aluminio y hierro. A medida que el magma se ejecuta desde el volcán, se solidifica antes de la cristalización y por lo tanto tiene un aspecto vidrioso.

Las rocas de obsidiana se dividen en varios tipos: obsidiana copo de nieve es un tipo común de  obsidiana negra con inclusión de cristales blancos, pequeños, agrupados radialmente de cristobalita que producen un patrón de manchas o copo de nieve. La obsidiana puede contener burbujas de aire que quedan del flujo de lava, que se alinean a lo largo de las capas que se crean como la roca fundida fluía antes de enfriarse. Todas estas burbujas pueden producir efectos como un brillo de arco iris, conocido como obsidiana arco iris  o un brillo dorado, conocido como  Obsidiana Dorada. Pepitas pequeñas de obsidiana que se han suavizado y redondeado naturalmente por el agua y el viento se llaman “lágrimas de apache”, obsidiana verde, azul….

La Obsidiana se puede encontrar en Japón, Hawai, Islandia, México, Hungría, Guatemala, Ecuador, Nuevo México y Arizona.

Su simbolismo está asociado al fuego, la obsidiana emerge como una gran purificadora y transmutadora.

Tiene un alto contenido en sílice (cuarzo), su composición ferro- magnética es capaz de actuar sobre el campo magnético humano fortaleciéndolo y amplificándolo.

El cuerpo humano tiene propiedades paramagnéticas en las zonas donde se acumula gran cantidad hierro en bajo estado de oxidación, como por ejemplo en la hemoglobina de la sangre que presenta hierro ferroso, convirtiéndose en un cuerpo con capacidad de respuesta frente al campo magnético que circula alrededor de todas nuestras células.

Otra cualidad de la obsidiana es su capacidad de absorción, tiene la facultad de absorber energías densas como  por ejemplo, las emociones que han sido reprimidas. Ya que cuando estas no se liberan o sienten correctamente estas pueden llevarnos a la enfermedad.

Asociar la obsidiana a las emociones es muy acertado pues son estas, las que han permanecido estancadas durante mucho tiempo las que con el uso adecuado, comienzan a liberarse, con su efecto purgante la obsidiana nos lleva a los recovecos más profundos de nuestra psique, así como a las compresiones mas sabias y profundas de nosotros mismos. Ella proyecta el insconciente ya que es una piedra psiquica que alude al psiquismo de la persona.

Su misión es constelar nuestro inconsciente para ayudarnos así a corregir errores de conducta.

A pesar de que la obsidiana puede ponernos en contacto con la energía más densa de la tierra a través de su rayo infrarrojo, esta también vibra en frecuencia ultravioleta lo que nos conecta con nuestro ser superior.

La obsidiana tiene una polaridad neutra lo que hace que se equilibre el frío calor en el cuerpo, y durante su aplicación se produce un efecto de difusión debido a su corte concoide. Por un lado absorbe y por el otro expande la energía densa. Por todas estas cualidades hace que el sistema energético humano se movilice.

HISTORIA

Su historia forma parte importante de la cultura material  Pre-Colombina en Mesoamérica.

La obsidiana fue una parte muy integrada de la vida cotidiana y ritual, y su uso amplio y variado pudo ser un importante contribuyente a la falta de metalurgia en  Mesoamérica.

Un análisis lítico y contextual de obsidiana, incluye los estudios de origen, y estos muestran componentes importantes de los estudios arqueológicos de antiguas culturas mesoamericanas  donde la obsidiana formó parte importante de la  economía, la organización tecnológica, la estructura de comercio a larga distancia, la organización ritual y socio-cultural en la antigüedad. Fue la llegada de los Españoles donde su uso y fabricación fueron prohibidas por ser considerada una piedra “del demonio”.

En las culturas mexicas esta herramienta ha sido fundamental,  siendo sus usos múltiples, entre los cuales se ha constatado su uso medicinal, ritual etc., por tanto no es una moda del momento, sino que por el contrario  este conocimiento tiene muchos siglos de antigüedad.

USO TERAPEUTICO DE LA OBSIDIANA

En la actualidad es muy común tener en desequilibrio nuestro lado femenino, emociones, sentimientos, creatividad, intuición. En definitiva estar faltos de “libido” o energía de vida.

El sistema de creencias patriarcal,  nos insta a no mostrar nuestros sentimientos, a mostrar solo el lado positivo de nuestra personalidad, quedando reprimido el aspecto negativo  de nuestra psique, esta represión de nuestros sentimientos, emociones,  hace que en nuestro sistema energético se debilite y se formen bloqueos que derivan en enfermedad.

Como hombres y como mujeres cargamos una memoria genética  donde se han conformado modos de comportamiento basados en el miedo, la culpa, la vergüenza, el abandono, el control….desencadenando mucho sufrimiento transmitido de generación en generación.

Desde el punto de vista social y cultural somos programados para vivir de un modo artificial que nos aleja de nuestra autentica naturaleza. Para muchas personas este sistema de creencias basado en el miedo y la falta de amor los lleva a enfermar y a sentirse desconectados de sí mismos, por todo ello la obsidiana resurge como un poderoso instrumento de sanación y transformación interno.

EL ENFOQUE  Y MARCO TERAPEUTICO

Cuando nos sentimos llamados a trabajar con la obsidiana debemos encontrar un “¿porque”? y un ¿“para que”? queremos trabajar con ella, hemos de estar dispuestos a vernos al desnudo, cosa que no es siempre fácil ni agradable. Por ello el marco terapéutico es fundamental para poder sobrellevar las verdades que han de desvelarse en el proceso y por ello es imprescindible que optemos por el trabajo terapéutico de la mano de un terapeuta debidamente cualificado en su uso y manejo.

El éxito terapéutico de la Obsidiana radica, no tanto en la clase de obsidiana que se use, sino más bien  en un buen trabajo energético en la terapia y su proceso.  La obsidiana  y sus cualidades forman parte de la naturaleza  misma, querer patentar sus cualidades  bajo marcas y registros de propiedad, es tan absurdo como querer patentar la propia naturaleza. Lo importante no es lo que devela la obsidiana, ni de donde provenga, lo importante es qué hacer con lo que nos muestra.

 

EL INCOSNCIENTE & LA OBSIDIANA

El inconsciente es como un ancho mar en la oscuridad, tu terapeuta ha de ser alguien que te pueda guiar a adentrarte en lo más profundo de tu psique. La psique la conforman muchos aspectos como los distintos  arquetipos de la sombra, los cuales requieren un trabajo fino tanto en la movilización y apertura del  trabajo arquetípico así como su tránsito terapéutico.

En la antigüedad su uso era exclusivo de las elites y los sacerdotes, que la usaban para poder prepararse adecuadamente para guiar a su pueblo. Hoy en día a pesar de las modas debemos respetar a esta herramienta y saber que no es acta para todos los públicos, ya que a las personas con un alto grado de psiquismo , puede acarrear más trastornos psíquicos que los que ya se tienen. Por todo ello este trabajo ha de hacerse siempre bajo la guía de un terapeuta que te acompañe amorosamente en tu camino.

Durante los tratamientos con la Obsidiana esta puede ayudarnos a equilibrar los trastornos emocionales, traumas de la infancia, memorias de abuso etc. Su ámbito de actuación puede ir desde el inconsciente individual así como los rasgos de conducta que están impresos en el Inconsciente colectivo. Por todo ello la terapia con obsidiana lleva su tiempo de trabajo dentro de un marco clínico donde se despliega el proceso terapéutico.

El proceso terapéutico, nos permite liberar las memorias emocionales  estancadas, que de no ser vividas y liberadas  en el pasado nos han llevado a la enfermedad. Por eso esta herramienta puede ayudarnos en el equilibrado de mucha patologías tanto físicas como también mentales tan comunes en nuestros días.

Nos ayuda a vernos a nosotros mismos de una forma clara y a entender las causas de la enfermedad, psicológicamente, esta piedra profunda y cristalina  permite la curación emocional, ya que los problemas del pasado, las debilidades internas, y los rasgos no deseables se ven  de forma nítida, obligándonos a reconocerlos , abordarlos y enfrentarlos  en el marco terapéutico.

Es una piedra muy energética, poderosa, capaz de condensar la energía negativa que pudiera estar en el campo áurico.

Por tanto,  el terapeuta de obsidiana ha de ser muy hábil en el manejo de los campos sutiles y para preparar energéticamente a la persona para poder manejar  suavemente, todos los aspectos que serán movilizados durante el tratamiento con la obsidiana.

LA SOMBRA & LA OBSIDIANA

El punto de vista Junguiano con su teoría de los arquetipos es el marco donde encuadramos el trabajo transpersonal con la obsidiana.

El trabajo de la “sombra” es el espectro de actuación de este cristal,  pues nos ayuda a liberar los conflictos internos, por todo ello hemos de estar preparados y asistidos para ver esas partes de uno mismo, partes que hemos negado durante toda mi existencia. La aplicación de la  obsidiana con unos lineamientos y tiempos determinados en cada caso concreto, nos puede ayudar a proyectar esas partes negadas de nuestra personalidad desde el área energética, emocional, física y mental.

La sombra no solo la conforman las partes negadas y ocultas de la personalidad sino que también la conforman los talentos y actitudes ocultas.

Transitar este camino terapéutico se asemeja a lo que C. Jung denominó el “proceso de Individuación” pues nos ayuda a equilibrar los aspectos masculino-femeninos dentro de nuestra psique, por tanto el mundo onírico,  es de suma importancia, pues los sueños y los síntomas físicos, nuestras relaciones, lapsus….etc representan las manifestación más clara y más nítida de nuestro inconsciente.

En este camino hacia ti mismo encontraras la fuerza y el coraje para enraizar en la tierra y aceptar de una manera sabia la realidad que estás viviendo. Sea cual sea tu enfermedad el proceso terapéutico con la obsidiana te ayudará a comprender el origen y causa de tu desequilibrio llevándote a encontrar el equilibrio dentro de ti mismo.

La Terapia con Obsidiana es  excelente para las personas que buscan “erradicar” sus “defectos de carácter” o llegar a la raíz y comprensión de su enfermedad. También es muy útil para  aquellos  que creen que han quedado “atascados” o están estancados en su crecimiento personal, pues la obsidiana es un “destructor de ego” –que nos ayuda a  revelar la verdad sobre nosotros mismos de una manera contundente y a veces no demasiado suave.
La terapia con  obsidiana es una poderosa herramienta para aquellos que buscan la verdad y la libertad.

A través de la honestidad, esta terapia  curativa puede llevarnos a recuperar nuestra  fuerza para alcanzar una transformación muy profunda.

¿Estás listo para ser tu mismo?

 

Sura Lillo

PsicoTerapueta con  Máster en Terapia de Obsidiana (Sito)

 

 

 

 

 

 

Enviar un Comentario