Terapia con Geometrías de Obsidiana: La fuerza de la Psique. Surá Lillo

Empreder el camino del verdadero autoconcimiento requiere valentía y humildad. Surá Lillo

La Terapia con Geometrías de Obsidiana nos brinda un camino de aprendizaje y sanación donde no solo podemos recuperar en el equilibrio en nuestro cuerpo físico, en caso de padecer alguna enfermedad o desequilibrio, sino que además podemos recuperar nuestra salud emocional y mental.
Debbi Shapiro en su obra “Cuerpo Mente” describe el origen psicológico de la enfermedad, donde ésta tiene su origen en la correspondencia que existe en la relación entre el cuerpo y la mente. Para conocer el origen de la enfermedad es necesario que nos adentremos en nuestra mente inconsciente, pues en ella residen los patrones de comportamiento limitantes, las actitudes adictivas, en definitiva todo aquello que desconocemos de nosotros mismos. En nuestro cuerpo físico así como el nuestros sueños, en nuestras relaciones, es donde nuestro inconsciente se manifiesta, y es desde este prisma debemos entender, que la enfermedad es un grito de nuestra alma pidiendo que pongamos atención aquellas partes de nosotros que permanecen en la sombra.

Carl Jung, famoso psicólogo de principios de siglo desarrolló un estudio clínico del inconsciente a través del estudio de los sueños, en sus más de 50 años de experiencia logró dar con las claves que conforman la mente subconsciente. La mente inconsciente alberga los recuerdos de la persona, los comportamientos heredados genéticamente, asi como el inconsciente colectivo, dentro del cual está la memoria primordial, mitológica. Todo ello confroma una estructuración no lineal de la mente que cuando actua en conexión con el corazón, da forma a los arquetipos. Los arquetipos son entidades vivas provenientes del inconsciente colectivo, determinados por la cultura y los simbolos primitivos , que se activan ante determinados estimulos y que actuan a través de la persona. Conforman el EGO. Pero no somos “ego”, dentro de nosotros existe nuestro ser interno que Jung denominó “el self”.

El modo de vida que llevamos nos Todo ello hace que ignoremos  lo que es la sombra o mente subconsciente, desde la cual somos dirigidos por los patrones arquetípicos del inconsciente colectivo, la tendecia al excesivo racionalismo hace que ignoremos los mensajes de nuestro inconsciente y por tanto todo ese contenido permanece reprimido, de esa forma buscará su via de escape a través de los sueños, a través de como nos relacionamos con el mundo, de nuestros lapsus, olvidos, accidentes, incidentes….de nuestros dramas particulares.
El Origen de los Arquetipos del inconsciente colectivo reside en los mitos.
Los mitos son relatos basados en la tradición y en las leyendas creadas para explicar el universo, el origen del mundo, los fenómenos naturales y cualquier cosa para la que no haya una explicación simple. Como por ejemplo la razón de la mera existencia.

Sin embargo, no todos los mitos tienen por qué tener este propósito explicativo. Igualmente, la mayoría de los mitos están relacionados con una fuerza natural o deidad, pero muchos son simplemente historias y leyendas que se han ido transmitiendo oralmente de generación en generación. Es a partir de los distintos mitos, donde el origen del mundo es explicado tal como lo conocemos hoy, donde cobran vida los arquetipos como un mecanismo de la mente inconsciente colectiva. “Conócete a ti mismo, sobre todo tu sombra”. C. Jung
Conocernos a nosotros mismos implica valentía para enfrentar esas partes de nosotros que nos duelen, que rechazamos, que juzgamos en los demás pero que no reconocemos como nuestras. Esta negación produce estancamientos a nivel energético que de no ser llevados a la luz puede llevarnos a la enfermedad o desequilibrio.
“Cualquier exceso produce su efecto en el cuerpo humano”. Walt Whitman
La Obsidiana como piedra Sagrada de Sanación.
La obsidiana era una piedra muy venerada y usada por la cultura OLMECA, esta cultura fue la cultura madre de la tierra. Los olmecas vivían muy conectados con la tierra
Se estima que los indicios más antiguos de la cultura Olmeca son de alrededor de 1200 AC y los más recientes son aproximadamente del año 500 AC.
Para los Olmecas la obsidiana era una piedra sagrada que utilizaban como medicina, como moneda de cambio, para la fabricación de armas…La llegada de los españoles con Hernán Cortés a la cabeza en 1519, llevó a la prohibición de esta piedra sagrada ya que se consideraba que era una piedra del “demonio”. También fue muy temida ya que estaba asociada al Jaguar, animal venerado y a la vez temido en esta cultura. El miedo a la obsidiana no era a la piedra en sí, sino a todo lo que mostraba, ya que pone delante tu sombra, así ese temor a la obsidiana perdura hasta nuestros días.
El uso de esta mágica piedra estaba permitido a los guías espirituales, sacerdotes y gobernantes pues con ella era que se trabajaban así mismos para evolucionar interiormente y de esa forma guiar correctamente a su pueblo.
Cualidades físicas de la Obsidiana.
La obsidiana debido a múltiples cualidades como: su alto contenido ferro magnético, su capacidad de absorción, su frecuencia bipolar y corte conoidal, al contacto con el cuerpo humano que tiene propiedades paramagnéticas, ayuda a que el sistema inmune se refuerce, se incremente la conductividad a través de los tejidos, como por ejemplo, el sistema nervioso y gracias a la susceptibilidad y al magnetismo de la hemoglobina de la sangre, ayuda a incrementar la bioenergía interna.
La obsidiana es una piedra volcánica, vibra en la frecuencia del fuego, así cuando trabajamos con esta herramienta tiene lugar una purificación a nivel energético, gracias a su capacidad de absorción, es que la energía densa que está anclada en nuestro cuerpo físico, emocional o mental puede ser liberada. Debido a que abre los registros del inconsciente es necesaria la guía terapéutica ya que por nosotros mismos no podemos comprender todo el contenido inconsciente que durante el proceso se devela. Hemos de adentrarnos en un “camino de Individuación” de estudio y comprensión profunda de nuestra Psique.

El trabajo en la tierra
Como hombres y mujeres en la tierra, cargamos muchas memorias arquetípicas que operan en nuestro inconsciente colectivo, esto hace nos sintamos inconclusos, divididos con la sensación de no tener el control de nuestras vidas en la tierra. Estamos bajo un sistema de creencias limitantes, este sistema de “creencias patriarcal”, basado en “el miedo al amor” reprime nuestra parte femenina,  donde nuestra sensibilidad, vulnerabilidad no encuentran espacios donde manifestarse.
Es nuestro trabajo en la tierra ordenar, limpiar y purificar nuestras vidas, nuestras relaciones con el fin de que podamos concluir lo que hemos venido hacer en la tierra.
Esta herramienta, en forma de geometrías de Obsidiana, viene a ayudarnos pues por su forma y programación, actúan como llaves que abren los registros de nuestra mente inconsciente, llevándonos a comprendernos no solo desde lo racional sino también desde lo simbólico y no lineal.
Las geometrías de Obsidiana, nos ayudan a detectar conductas o patrones de pensamiento limitantes, para ello es necesario que estemos dispuestos a ver en nuestro interior. Así en esta propuesta terapéutica, debemos conectar con lo más profundo de nosotros mismos y poder ver todo aquello de lo que hemos estado negando o reprimiendo.
Sanar nuestro pasado implica revivirlo, pero ya no desde el victimismo, sino desde la VOLUNTAD de cambio y evolución. La obsidiana nos brinda la fuerza de la conexión con la Madre tierra a la vez que nos abre a percibir nuestra voz interior, nuestro “self particular” .
Para que todo ello suceda nuestro cuerpo es el receptáculo a través del cual se va a dar la Alquimia, así cuando comenzamos a trabajar con LA OBSIDIANA, la abuela, ella nos va ayudar a que en nuestro cuerpo físico, emocional y mental se produzca una purificación a nivel energético, permitiéndonos conectar con nuestro verdadero sentir.
Es tiempo de enfrentar la sombra, pero no como algo de lo que debamos huir o rechazar, sino como una oportunidad de aprendizaje para así conquistar la totalidad de lo que somos.

Surá Lillo
Terapeuta Holística & Geometrías de Obsidiana

Deja un comentario